Etiquetas

Me encontraba moribunda por causa de cambios hormonales en mi cuerpo. Estoy embarazada. Es como subir a una montaña rusa donde de repente bajas y se queda tu corazón buscando palpitar de nuevo. Pasar por malestares, nauseas, vómitos, deshidratación y anemia crónica, continuar con esofagitis y terminar con asma. Eso es lo que se llama malestares extremos, aunque he escuchado de otros embarazos en donde hay amenazas de aborto, complicaciones peores, y muchas veces no se presentan síntomas.

Leí en un artículo que aquellas mujeres que se les presentan malestares durante el embarazo son porque sus madres presenciaron los mismos. Por ejemplo, mi madre quien tuvo tres hijos, tuvo malestares en los primeros dos embarazos, ahí estaba yo, y con mi hermana menor no le dio ni siquiera la voluntad de una nausea. Mi hermana menor tuvo una bebe pero ella no supo lo que fue tener un malestar, trabajo hasta el ultimo día, comió sin ningún problema y durmió todo su embarazo.

Después que los malestares se van, es bueno saber que un nuevo miembro se arrima a la familia. La felicidad que se contrae desde el momento que la barriga comienza a notar su crecimiento y el saber que con poco tiempo se vera la llegada de ese ser que tanto se espera. Es algo espectacular saber que algo crece y se alimenta de ti. Pero mas impresionante es ver como llega al mundo ese rayo de luz, que al nacer, todo malestar se olvida.

Anuncios